Centro de atención Betesda

¿Qué es?

El Centro de Atención Betesda es un centro de rehabilitación creado por la Fundación Casa Betesda, institución sin fines de lucro fundada por la Iglesia Luterana Confesional de Chile en 2017.

Nuestro centro está ubicado en la comuna de La Florida, primero de este tipo en el sector suroriente de Santiago, con una buena accesibilidad desde diversos sectores de la ciudad y comunas aledañas.

Historia

La idea de crear la Fundación Casa Betesda nació en 2014 al surgir la necesidad de atender y rehabilitar a personas adultas con discapacidades de nuestra comunidad.

Tres años después, en enero de 2017, fue constituida legalmente por la Iglesia Luterana Confesional de Chile, y en septiembre de ese mismo año abrió sus puertas en la comuna de La Florida, en la Región Metropolitana de Santiago.

Visión

Crear, promover y otorgar atención, asistencia, educación y rehabilitación integral para las personas con discapacidad motora y/o intelectual o que se encuentren en situación de exclusión, con el fin de promover a su autonomía e inclusión al medio ambiente.

Misión

Motivados por el amor de Cristo y en respuesta a la gran necesidad de atender a jóvenes y adultos con discapacidades y sus familias, nuestro centro atiende personas mayores de 16 años con un diagnóstico de parálisis cerebral o alguna otra discapacidad neuromotora severa .

Finalidad

Si bien las necesidades son muchas, queremos ser el Cristo de Betesda con aquellos que sufren de discapacidades severas.

Nuestra principal finalidad es apoyar, desarrollar y difundir acciones que potencien el desarrollo integral (cuerpo y alma) e inclusión de personas con discapacidad, considerando a sus familias en el proceso de rehabilitación, recreación y quehacer de las mismas.

El Centro de Atención Betesda propone caminar hacia la inclusión, rehabilitación, recreación y quehacer de personas con discapacidad y con retos múltiples, involucrando para ello diversos profesionales especializados, voluntarios, socios personas e instituciones, familias y otros interesados que se relacionen a este tipo de acciones.

Educación

Nuestro enfoque es ecológico y funcional, el cual plantea que los jóvenes y adultos que asisten al Centro de Atención Betesda,

maximizando sus potencialidades, adquieran herramientas funcionales que les permitan dentro de sus posibilidades relacionarse de una manera óptima en su entorno social.

Aunado a esto, se busca mejorar la salud y el estado físico general del paciente, tomando en cuenta la postura, tonificación muscular y nutrición mediante la implementación de estrategias que mejoren todos estos aspectos en el individuo, utilizando para ello las herramientas tecnológicas disponibles.

Vemos al ser humano como creación de Dios y, por ello, nuestros pacientes y sus familias son abordados integralmente, en cuerpo y alma.

Servicio

Atención diaria de 8.30am a las 13.00 hrs para jóvenes y adultos con parálisis cerebral o trastornos neuromotores. Durante 2018 pretendemos brindar una atención en jornada completa. El centro cuenta con un equipo multidisciplinario, quienes son profesionales especializados en diferentes áreas de atención a la persona con discapacidad: educación, rehabilitación y medicina. Dicho equipo consta de educadora diferencial, asistente, kinesiólogo, fonoaudiólogo, pastor, psicóloga, médico broncopulmonar, músico terapeuta y profesora de arte.

Cada beneficiario será parte de un grupo de 8 a 10 pacientes con una educadora y asistente que están permanentemente trabajando en la modalidad de taller aplicando un programa educativo individual a cada paciente durante 11 meses del año calendario. Las terapias fonoaudiológicas y kinésicas se ofrecerán en modalidad grupal e individual conforme al plan anual personal que considera las expectativas de la familia y de los profesionales del centro. Junto con el plan anual personal se realizarán talleres de orientación familiar.


Beneficiarios

Joven-adulto con parálisis cerebral o derivados: grupos de hasta 10 jóvenes. El ingreso se realiza a través de una evaluación clínica de todo el equipo profesional.

Familia: la familia está incluida en el proceso de educación-rehabilitación por lo que es parte integral del programa.