DE VUELTA AL TRABAJO, CON LA BENDICIÓN DE DIOS


Sin duda el pilar fundamental sobre el cual están edificados y se sostienen, tanto la iglesia como sus instituciones auxiliares, es la eterna e inalterable Palabra de nuestro Dios. Mientras todo lo de este mundo es temporal, ella permanece para siempre como un testimonio fiel y seguro de toda Verdad y consuelo, trayendo luz a nuestra oscuridad (Is 40:8; Sal 119:15).
Desde el Centro de Atención Betesda, damos gracias al Señor por el privilegio de volver a reunirnos como comunidad para invocar su Santo nombre, oír la predicación de su Palabra, orar como comunidad en peticiones y acciones de gracias y recibir su bendición para nuestros quehaceres diarios al servicio del prójimo.
Rogámosle también, a nuestro Padre celestial, que esta práctica de nuestros Oficios de la Palabra pueda ser sostenida para nuestro bien y edificación espiritual. En el Nombre de Cristo, nuestro Señor. Amén.
“Ciertamente, la palabra del Señor es recta;
todo lo hace con fidelidad.
El Señor ama la justicia y el juicio recto;
toda la tierra está llena de su misericordia” (Salmos 33:4-5).
Pablo González
Capellán
Centro de Atención “Betesda”.

Compartir

Visita de Alumnos del Colegio Luterano “Concordia” de Valparaíso

El pasado jueves 20 de octubre la fundación casa Betesda...

Celebrando septiembre 2022

Es un mes de grandes celebraciones en nuestra fundación, ya...